Sanitas
SERVICIO DE PROMOCIÓN DE LA SALUD
SANITAS RESPONDE

EFECTOS SECUNDARIOS ANILLO VAGINAL

12 · 06 · 2011 · Espacio de Vida Saludable
Pregunta de celiacma
Buenos dias. Llevo utilizando el anillo vaginal durante dos meses y desde el primer mes despues de mantener relaciones me aparece un escozor muy desagradable que a las horas se me pasan. Ademas de tener menos flujo vaginal. Es esto normal?, se me pasara con los meses segun continue utilizandolo?. No se si hay algun producto de higiene que pueda remediarlo o producto que alivie estos efectos?. Muchas gracias. Un saludo 

Etiquetas No hay etiquetas

1 Respuesta


Respuesta de Sheila 17 · 06 · 2011

Buenas tardes,

El anillo vaginal puede provocar efectos secundarios, como: hinchazón, enrojecimiento, irritación, ardor, prurito o infección de la vagina; exudado vaginal blanco o amarillo; hemorragia vaginal o manchado que no corresponde a su período (llame a su doctor si la hemorragia dura más tiempo que unos pocos días o sucede en más de un ciclo.); cefalea (dolor de cabeza); rinorrea (secreción nasal); malestar estomacal, vómitos, cambios en el apetito, aumento o pérdida de peso, retortijones o timpanismo abdominal (hinchazón); nerviosismo; agrandamiento de los senos; con sensibilidad o producción de líquido; crecimiento de pelo en la cara; pérdida de cabello en el cuero cabelludo; acné; cambios en el deseo sexual

La mejor opción es comentar con el médico si cualquiera de estos síntomas, como los que indica que está padeciendo, se vuelve severo o no desaparece, para que le haga una valoración, descarte otras posibles causas, y si fuera preciso le indicará los cuidados a seguir en su caso.

Algunos efectos secundarios podrían provocar graves consecuencias para la salud. Los siguientes síntomas son poco comunes, pero si se experimenta alguno de ellos, se debe consultar con el médico de inmediato: dolor en las pantorrillas; dolor agudo, súbito o aplastante en el pecho; pesadez en el pecho; tos con sangre; respiración entrecortada súbita; cefalea grave súbita, vómitos, mareos o desmayos; problemas súbitos para hablar; debilidad o adormecimiento de un brazo o pierna; pérdida súbita de la visión; visión doble, borrosa u otro tipo de cambios en la visión; ojos protuberantes; coloración amarillenta de la piel o los ojos, especialmente si también tiene fiebre, cansancio, pérdida del apetito, orina oscura, y/o evacuaciones intestinales de color claro; depresión, especialmente si también tiene dificultad para dormir, cansancio, pérdida de energía, o cambios de otro tipo en el estado de ánimo; dolor, sensibilidad o hinchazón del abdomen (área entre el tórax y la cintura); dolor del estómago que empeora después de comer; hinchazón de las manos, pies, tobillos o piernas; diarrea; dolor, dificultad o mayor frecuencia al orinar; manchas oscuras en la piel, especialmente en la cara: sarpullido (erupciones de la piel)

Un cordial saludo, Asesora de Salud de Sanitas Responde.

Fuente: MedlinePlus.