Original_plato_peces

El pescado constituye un alimento fundamental en nuestra dieta mediterránea.


Sin embargo, parte de la población no puede consumirlo debido a las alergias alimentarias; pero esto no debe ser un impedimento para seguir llevando a cabo una dieta equilibrada.


Para ello, es importante conocer la composición nutricional del pescado para realizar una buena sustitución.
La composición del pescado depende de la especie, pero en líneas generales el nutriente principal que podemos encontrar es la proteína (20%). También contiene una gran cantidad de vitaminas sobre todo del grupo B y sales minerales. En el caso de los pescados azules, también podemos encontrar vitaminas de tipo A y D y los ácidos grasos omega 3 y omega 6 con propiedades cardiosaludables.


La recomendación semanal de consumo de pescado es de más de 2 raciones, pero, ¿por qué podemos sustituirlo?

 

  • El alimento más parecido nutricionalmente son las carnes blancas: pollo, pavo y conejo ya que tienen un elevado contenido en proteínas y baja proporción de grasas. 
  • Las legumbres combinadas con cereal (por ejemplo lentejas con arroz) nos pueden aportar una proteína de igual valor biológico.
  • Para aportar el omega 3 procedente del pescado azul es importante consumir alimentos enriquecidos en estos ácidos grasos como leche, cereales… además de un aporte diario de frutos secos (nueces). Los aceites de semilla son ricos en ácidos omega 6.
  • Las vitaminas que contienen el pescado las podemos encontrar principalmente en cereales integrales, lácteos, legumbres, frutas y verduras.

Aumentando el consumo de los alimentos que hemos comentado, podemos conseguir que nuestra dieta sea totalmente equilibrada y saludable.

 

Fuente: http://www.nutricion.org/publicaciones/pdf/el_pescado.pdf

 


Etiquetas alergia al pescado, alergias alimentarias, composición del pescado, omega 3