Original_infeccion_urinaria

Una infección de las vías urinarias o IVU es una infección que se puede presentar en cualquier parte a lo largo de las vías urinarias. Las infecciones urinarias tienen diferentes nombres, dependiendo de qué parte de las vías urinarias está infectada.

• Vejiga: una infección en la vejiga también se denomina cistitis o infección vesical.
• Riñones: una infección de uno o ambos riñones se denomina pielonefritis o una infección renal.
• Uréteres: los conductos que llevan la orina desde cada riñón hasta la vejiga sólo en raras ocasiones son sitio de infección.
• Uretra: una infección del conducto que saca la orina desde la vejiga hacia fuera se denomina uretritis.

 
Las infecciones urinarias son causadas por gérmenes, por lo regular bacterias que ingresan a la uretra y luego a la vejiga. Esto puede llevar a infección, con mayor frecuencia en la vejiga misma, la cual puede propagarse a los riñones. Las mujeres tienden a contraerlas con más frecuencia debido a que su uretra es más corta y está más cerca del ano que en los hombres. Debido a esto, las mujeres tienen mayor probabilidad de contraer una infección después de la actividad sexual o al usar un diafragma para el control de la natalidad. La menopausia también aumenta el riesgo de una infección urinaria.

Los síntomas de una infección vesical abarcan:
• Orina turbia o con sangre que puede tener un olor fuerte o fétido.
• Fiebre baja (no toda persona tendrá fiebre).
• Dolor o ardor al orinar.
• Presión o calambres en la parte inferior del abdomen (por lo general en la mitad) o en la espalda.
• Fuerte necesidad de orinar con frecuencia, incluso poco después de haber vaciado la vejiga.

 


Si la infección se propaga a los riñones, los síntomas pueden abarcar:

• Escalofríos y temblores o sudores nocturnos.
• Fatiga y sensación de indisposición general.
• Fiebre por encima de 101º F (38º C).
• Dolor de costado, en la espalda o la ingle.
• Piel enrojecida o caliente.
• Cambios mentales o confusión (en las personas ancianas, estos síntomas a menudo son los únicos signos de una infección urinaria).
• Náuseas y vómitos.
• Dolor abdominal intenso (algunas veces).

 

Generalmente se recoge una muestra de orina para realizar los siguientes exámenes, y poder hacer el diagnóstico:
Un análisis de orina se hace para buscar glóbulos blancos, glóbulos rojos, bacterias y buscar ciertos químicos como nitritos en la orina. La mayoría de las veces, el médico o la enfermera pueden diagnosticar una infección usando el análisis de orina.

Se puede hacer un urocultivo en muestra limpia para identificar las bacterias en la orina con el fin de garantizar que se utilice el antibiótico correcto para el tratamiento.

 
En cuanto al tratamiento, para una infección vesical simple, usted tomará antibióticos durante 3 días (mujeres) o de 7 a 14 días (hombres). Para una infección vesical con complicaciones, como embarazo o diabetes, o una infección renal leve, por lo regular tomará antibióticos durante 7 a 14 días. Es importante que usted termine todos los antibióticos, incluso si se siente mejor. Si no termina todos los antibióticos, la infección podría retornar y puede ser más difícil de tratar.

Consejos para prevenir las infecciones del tracto urinario:
• Beba abundante cantidad de agua para eliminar las bacterias. Beber jugo de arándano rojo también podría ayudar a prevenir las infecciones del tracto urinario. Sin embargo, si está tomando warfarina, consulte a su médico antes de usar jugo de arándano rojo para prevenir infecciones del tracto urinario. Es posible que su médico necesite ajustarle la dosis de warfarina o que usted tenga que realizarse análisis de sangre más frecuentes.

• No retenga la orina. Orine cuando sienta la necesidad de hacerlo.
• Límpiese de adelante hacia atrás después de las evacuaciones del intestino.
• Orine después de tener relaciones sexuales para ayudar a eliminar las bacterias.
• Use lubricación suficiente durante las relaciones sexuales. Intente usar una pequeña cantidad de lubricante antes de las relaciones sexuales si siente que está un poco seca.
• Si tiene infecciones del tracto urinario a menudo, podria convenirle evitar el uso de un diafragma como método anticonceptivo. P

• Pregunte a su médico qué otras opciones de métodos anticonceptivos hay.
• Evite tomar baños de burbujas.
• No use ningún producto que contenga perfumes en el área genital.
• Use ropa holgada (incluida la ropa interior), y de algodón.
• Si es hombre y no está circuncidado, lávese el prepucio en forma periódica.
 

Fuentes:
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000521.htm

http://familydoctor.org/familydoctor/es/diseases-conditions/urinary-tract-infections/prevention.html

 


 


Etiquetas fiebre, infección, prevención, PREVENCION, PREVENCIÓN, síntomas, SINTOMAS, tratamiento, orina, vejiga, riñones, infeccion